domingo, 14 de septiembre de 2008

Dos caminoS disTintos...

Iker y Marta, decididos a que la noche iba a ser muy larga, quedaron para tomar algo y pasar uno de sus últimos días juntos antes de que Iker se marchara a Madrid. Después de una tonta discusión para ver dónde podían ir a tomarse una cervecita llegaron a la conclusión de ir al sitio de siempre, donde tantas y tantas horas habían pasado juntos.
Marta estaba un poco melancólica porque sabía que tenía que despedir a Iker y por si fuera poco, ese bar le traía cientos de recuerdos.


-Marta: Oye, majo, alguna vez te has parado a pensar ¿por qué seguimos tan unidos?

- Iker: La verdad es que no. Pero es cierto que son distintos nuestros caminos y como si se tratase de magia…siempre acaban uniéndose.

- Marta: A eso me refiero. Pero no creo que se trate de magia, o ¿es que ya no te acuerdas de todo lo que hemos tenido que luchar el uno por el otro para mantener el contacto?.

- Iker: Joder Marta, claro que me acuerdo.

- Marta: No es nada fácil observar cómo después de tres meses de verano compartiéndolo todo, te marchas a Madrid. Y que solo me quede la esperanza de mantener el contacto, la confianza y esta amistad.

- Iker: Martita, ¿de verdad piensas que a mí se me hace fácil marcharme sin ti? Te lo he dicho muchas veces, pero te lo diré mil veces más si hace falta: Una parte de ti forma parte de mí, y al dejarte aquí esa parte mía que es tuya se queda vacía.
Pero como sé que nuestra amistad va a durar para siempre, no me preocupa ese vacío “temporal” porque en el momento que vuelva a verte, sé que volverás a llenar el vacío totalmente.

- Marta: Bueno…si…(responde Marta muy poco convencida)

- Iker: a ver…¿por qué te has enfadado ahora, tontorrona?

- Marta: No..no me enfado. Sólo me molesta que pienses que nuestros caminos se unen por arte de magia.

- Iker: Para mí si.

- Marta: Vale.

- Iker: Sí Marta sí. Es magia, así lo siento. Tanto tiempo separados y cuando volvemos a vernos es como si el tiempo no hubiera pasado. Tenerte en mi vida y que aparezcas cuando más te necesito, es magia…o quizás sea el mejor de los regalos.




(Marta lo abraza con todas sus fuerzas, deseando no soltarle, pero con más ganas que nunca de seguir luchando para que sus caminos no se separen nunca)

1 comentario:

мαяια dijo...

Hummm... me pones en un compromiso, porque no sé si yo pienso más del modo en que lo hace Iker o en el que lo hace Marta...

Creo que un poco de cada, jeje.

Todo pasa por algún motivo (destino que le llaman algunos), pero también es cierto que hay cosas que cuando suceden, parece que ha sido así como por arte de magia... ;)

Un besiño wapi!