miércoles, 26 de noviembre de 2008

And the "A..A.V.E.C.M.A" goes to........



Hoy está nublado y nieva en Opole (Polonia), mi cuerpo aún se está intentando adapatar a este infernal frío que aunque yo no quiera reconocerlo, me está gustando. Supongo que a todos nos agrada tener cambios en nuestras vidas, porque sino todo sería muy monótono. Aún así, cada día acabo añorando el precioso sol de mi Andalucía, pero también es bonito ver cómo la nieve lo rodea todo.
Los Polacos se entristecen cuando llega el invierno, entiendo que estén hartos de que los rayos de sol no alumbren sus días. Pero yo intento ver la nieve desde otro punto de vista. La nieve es elegante y silenciosa, embellece la ciudad pintándola de blanco y cuando menos te lo esperas desaparece. (Supongo que pienso así porque para mí esto es una novedad, seguro que si llevara viviendo aquí toda la vida diría todo lo contrario).
Tuve que ir a clase a las 8 de la mañana, un poco atemorizada porque tenía que hablar con un profesor que me transmite mucho respeto. Al final, con un poco de peloteo-erasmus lo he convencido de que he faltado a sus clases porque en España el sistema era distinto y no creía que la asistencia era tan importante (nada que ver lo de quedarme dormida por haber salido el día de antes jajaj). Volví a la residencia para comer y decidir con mi compañera de habitación a qué fiesta iremos esta noche y cuando fui a abrir el blog, me encontre con un premio: ¡¡¡¡TACHAN!!!!



La verdad, no estoy muy acostumbrada a recibir premios y menos recibirlos por hacer algo que directamente me sale del corazón. Quizás la persona que me ha otorgado este premio crea que no tiene tanta importancia como la que tiene para mí (ahora pensará que le voy a hacer la pelota, pero bueno que piense lo que quiera porque no le queda otra que leer lo que voy a escribir xD).
Tiene importancia porque un 10 por ciento del día pienso en escribir, se me ocurren mil cosas que al final, por falta de tiempo o porque se me olvidan acabo dándolas por perdidas. Hay días que me desanimo, que pienso que nunca llegaré a ser buena en esto, pero respiro y me doy cuenta de que mi ilusión sigue siendo escribir un libro (corto,largo,grande,pequeño,triste,alegre...no sé qué tipo de libro, pero esa es mi intención en un futuro) y es entonces cuando María a más de 3000 kilómetros de distancia, me hace volver a sentir especial. Quizás algunos creen que es una tontería, podrán pensar que no tiene significado, que es una niñez sentirse especial por eso. Pero para mí es importante, me devuelve la ilusión y me hace pensar que algún día conseguire lo que quiero (Puede que no lo consiga ,pero esto mantiene mi esperanza).
Así que no me queda más que darle las Gracias porque hoy, a pesar de estar nublado he vuelto a "Aprender a ver el cielo más azul".

2 comentarios:

мαяια dijo...

Ayyyy... ¡pelotera, pelotera!

Pues... le dices a mi paisana (¡qué bien te rodeas, maja! jaja) que te explique lo que es dar "un par de labazadas", bueno... que no te lo explique, que te las dé de mi parte... :P

Y después de las merecidas labazadas, biquiños y apertas también...

P.D. Pero QUE SEPAS que yo NO hablo así, eh!!!!! ñañañañaña :P

Camaleona dijo...

Me alegro por tu premio. María me ha traído hasta aquí y me alegro.
Espero que el premio te haya dado energía para sobreponerte al frío.
Animo...